Perfección en el trabajo

26/07/2019
En 1911, Carlos Ossandón B. redactó un folleto de 31 páginas para que sus empleados pudieran llegar al mayor orden, al más grande desarrollo y, finalmente, a la perfección en el trabajo. En síntesis este documento señalaba que todos quienes trabajaban en La Oficina debían ser “honrados, inteligentes, activos, de criterio justo, emprendedores y disciplinados”. Estas características son las que hasta el día de hoy se pueden encontrar en todos quienes son parte del equipo Ossandón.